sábado, 4 de julio de 2009

todo el día para nada.

Ya adevertí en la presentación que soy bastante patética y desgraciada. Los hechos que a veces decido contar no hacen más que justificarlo. Pero no me quejo, yo qué sé.
Con buenamigo en principio mantuvimos una relación por demás estrafalaria. Será parte de otra historia el cómo nos conocimos, pero lo cierto es que yo me embalé y me hice la cabeza con un millón de cosas, mientras él actuaba con una supuesta naturalidad que sólo con el tiempo descubrí que era simplemente eso: conceptos dispares de una relación natural entre un hombre y una mujer.
Lo cierto es que un buen día nos llamamos, como tantas otras veces, para almorzar en algún lado. Más allá de los accidentes del encuentro, las llegadas tardes, desencuentros y demás, decidió cancelar todas las actividades del día para compensar sus faltas.
Así que almorzamos, tomamos café, hablamos muchísimo, nos dijimos un montón de cosas re serias, nos reímos mucho, como siempre que nos juntamos, y salimos a dar un paseo. El día estaba espectacular, caminamos (siempre caminamos muuuuucho en todas nuestras salidas) y decidimos tomarnos un bondi al mismo tiempo que decidíamos ir al cine. Corrimos, lo alcanzamos, nos subimos y nos sentamos a saborear juntos un libro de historietas.
Fuimos al cine, compramos las entradas y como faltaba rato para que empezara la peli, consintió en ir a comprar garrapiñada porque hacía horas que yo repetía que tenía ganas de comer garrapiñada.
La película fue genial. Cuando terminó, nos quedamos inmóviles mirando los créditos, escuchando la música del final, ignorando que toda la gente dejaba la sala. Ingenua de mí, pensé que en ese momento algo había pasado, algo se había trastocado en nuestro universo de butacas y proyecciones, que algo tendría que romper el silencio a mi favor. Nada. Las luces se encendieron y casi nos obligaron a abandonar la sala.
Salimos caminando sin rumbo fijo, hablando, comentando la peli, llevando las conversaciones hacia rumbos inesperados, peleando, empujándonos. Sugerí continuar con una cerveza y compramos una de paso, llegamos hasta una plaza luego de la cual otro destino era imposible y, después de estar cerca de 12 horas juntos, continuamos charlando, sacándonos fotos y tirándonos verdades venenosas.
Se hacía tarde. Yo ya debía volver, debía abandonar el día lleno de dulces, comida e historias ajenas y volver a mi mundo de cortas vacaciones. Me preguntó qué hacía, para dónde iba y le contesté que mi casa era mi destino final. Entonces lo ví venir, me miró con una media sonrisa, y casi pidiendo disculpas me dijo: bueno, yo me voy a lo de fulanita.
Así es, fulanita, su "saliente" por ese entonces, que a diferencia de ella, era muy extraña. Se iba, claro, a coger con fulanita, después de todo un día compartido, después de llenarme con sus preocupaciones, sus alegrías y sus miedos, se iba a coger con fulanita.
No me aguanté y cuando me acompañó de regreso y se quejó de todo el trayecto que tenía que hacer para volver hasta lo de fulanita (no se olviden, a coger con fulanita) le solté un: y si creés que vale la pena...

14 comentarios:

Clementine dijo...

noo , nooo y más nooo ! venía sonriendo leyendo la historia y de repente plaf ! que mal !en tu situación con lo orgullosa que soy , no le hubiera dicho ni una palabra después de eso , pero con los expresiva que soy le habría dicho todo , y después lo elimino de mi vida . si , señor ! como dice un amigo mío: "amigos son los huevos y se golpean !" no me jodan !no podes invitar a una mina , montar toda esa escena y después terminar con "me voy a coger a lkgjslk" , locodemente ! después las perras calienta pija somos nosotras .andaaaaa!


beso .

Srito Ale dijo...

Depende lo q sean esas conversaciones re serias y verdades venenosas mi opinion puede variar.
Lo cierto es q no estoy deacuerdo con Clementine... o sea, si lo de ustedes dos es una amistad no se pueden presentar quejas, ¿q mas q una amistad donde se pueda tener tan lindo dia?.
Si a vos te molesta q vaya con fulanita es xq queres ocupar ese lugar tambien, cosa q es absolutamente entendible, cosa q deberia ser planteada.
Y repecto a la comentario soltado...
me parece excelente.
¿Que se le habra pasado por la cabeza en cuanto te escucho?

Q tengas preciosos dias
Au revoir

La Criatura dijo...

¿y por qué no te fuiste con menganito?

Bárbara dijo...

Me encantan estas historias (quizás porque son algo autorreferenciales).
Y, comentario frívolo, lindo template. beso!

O(ʜ)livia dijo...

pfff... todos tienen razón, che. todos. faltan cosas de la historia con buenamigo que se está cerrando de manera (creo, espero) positiva.
el tema es que fulanita tenía unos quilombos bárbaros. el tema es también que nos hicimos MUY amigos demasiado rápido y yo agarré las cosas por un lado que no era, mientras que supongo para él siempre fue una hermosa amistad.
en fin.
ya habrá más y mejor.

O(ʜ)livia dijo...

ah, y cuando escuchó eso, me miró fijo, no dijo nada y me pegó suavecito o tocó el pelo o una boludez así como para cambiar de clima.

Leila dijo...

tranqui, buenamigo. veo que son todos muy parecidos. finalmente siempre somos las amigas, las que escuchamos, mientras ellos cogen con sus fulanitas. como dijo alguien antes.. VAMOS NOSOTRAS CON LOS MENGANITOS!
hola oli, hoy nos empezamos a leer.. :)

¡Jotapé! dijo...

Y creyó que sí. Por lo visto.

Por la etiqueta del post anterior, me acabo de dar cuenta que es mentira que sos de la isla de las jirafas de cuello corto. Te lo tenía que decir.

Clementine dijo...

hey , obvio , yo también tengo amigos varones , eh !de hecho el 90%(con un 10% de margen de error) de mis amigos son varones , pero sé que existen esos que son "amigos" y esos que son a m i g o s , con todas las letras . y aparentemente este no pintaba ser un a m i g o , a menos que olivia deliró y se comió cualquiera .

Fran dijo...

Capaz tendrías que tener un menganito y contarle a buenamigo todas las cosas que a Menganito no le podés contar. Como le pasa a él con su fulanita.

Saludos!

Julieta dijo...

Para mi estuvo bien, che. Te sacaste la mala onda de lo que estaba haciendo con un comentario perfecto.

noelí dijo...

Coincido con Juli, estuviste perfecta. Tal vez no es lo mejor, pero a veces esas descargas hacen bien, aunq sea para q no se convierta en un bolo que se va agrandando más y más.
Me alegro de q todo se esté acomodando, aunq eso signifique que queden como amigos. Por lo menos no vas a seguir ilusionándote y podrás seguir adelante.

Luz dijo...

NO no podes!!! pasan todo el dia juntos y el menganito se va con otra? encima a garchar??? naa, yo lo hubiera mandado a cagar y chau buenamigo! von voyage!
pero bueno si son solo amigos, no podes hacer nada
besos olive!

Cronopia Azul dijo...

Favorito....yo también quedé enganchada!