jueves, 16 de julio de 2009

casualidades (y notas adjuntas)

A buenamigo Olivia lo conoció como una casualidad boluda más de esas que a todos nos causa cierta sorpresa pero no podemos decir que no pasan. Siempre pasan.
Había intercambiado mails con un conocido para agregarse mutuamente al msn y por quién sabe qué cosa tipeó un mail erróneo y fue así que, al rato de hablar de cosas sin sentido, descubrió que se trataba de otra persona y no a quien creía haber agregado desde un principio.
Hablaron dos noches seguidas durante horas. Buenamigo le contó muchas cosas suyas. Ella no profundizó demasiado en cosas personales, pero opinaron, filosofaron y descubrieron formas de pensar semejantes. Buenamigo se fascinó con haber encontrado un ser pensante que le llevara el hilo de muchas cosas.
Quedaron en juntarse pocos días después para verse finalmente las caras. Caminaron, el viento de la rambla los despeinó en un día de actos políticos y un poco de frío. Terminaron en un bar bastante careta que era lo único abierto por la vuelta. Horas con un par de cafés hablando de millones de cosas, como si se conocieran desde hacía siglos. Quedaron en ir a un recital la semana siguiente. Olivia volvió contenta pero sin expectativas de nada.
En el recital le picó el bichito. Siempre hay un click, siempre hay un algo imperceptible que despierta esa sensación oblicua y pegajosa.
Era día de semana pero igual después del recital fueron hasta un barcito muy pichi, junto con otros dos amigos de buenamigo, a tomar un par de cervezas. Olivia, como siempre, hizo, casi sin pensarlo, una ranita de papel. Todos fascinados haciendo saltar la ranita, que terminó formando parte de la propina porque escasearon en monedas.
Caminatas, nuevos conocidos, despedida, chau.
Verano.
Y Olivia que pensaba y no pensaba, que hizo mil cosas ese verano y procuró tomarse a buenamigo como una persona genial que le había gustado conocer, pero nada más.
A la vuelta de infinitas vacaciones, de noches bancándole, a cientos de kilómetros de distancia, sus cavilaciones y dramas existenciales, el verano iba acabando y volvieron los encuentros.
Así comenzó la historia de buenamigo, que generó en Olivia muchas sensaciones hasta el corte abrupto de una tarde después de charlas, cafés, rambla y siniestros, en que descubrió, de rebote, que el tipo salía con alguien.
Idiota, Olivia, sos una idiota.


---
Notas y boludeces:

Bueno, he estado sin internet por varios días. Ahí fue el cómo empezó lo de buenamigo y esta historia de nada, pura nada.

Chico sorpresa sigue sin dar señales de vida. Una semana y contando. Me sospecho que será como la última vez, va a venir y Olivia ni se va a enterar, ya me veo.

Una cosa graciosísima bloguera: vieron las palbras de verificación? hoy largué la carcajada (en serio, fuerte) cuando fui a comentar no recuerdo dónde y como palabra me salió "uncodito"
es una idiotez, pero me hizo reir muchísimo.

Graicas por sus teorías sobre el abrigo, la lana, etc, sigo pensando en nuevas.

11 comentarios:

Srito Ale dijo...

es un gusto volver a leerte ^^

todavia no me ha pasado como a vos con buenamigo. Estaria bueno q describas la sensacion q te da por dentro


q tengas maravilosos dias =)
au revoir

Clementine dijo...

tuve que ir a mirar quién era buenamigo , buenoparanada , en realidad . si tiene novia ya fua , ni te gastes en escribir sobre él , borralo de tu mente (que ironía que diga esto , yo me entiendo , ja ! lkglkf )
y freud me genera muchas cosas , pero en realidad , antes de escribir el texto había estado leyendolo , escuchando the vines , mientras fumaba y se sentía bien ese estado de mezclas agradables .

Malala Mala dijo...

te re entiendo!!! tu historia con buenamigo me remite mucho a mi actual correria con mi jw... todavía estamos en veremos...

ya habrá novedades... y espero tus teorias...

a mi también me encanta este blOHg!
besos oli...

Bárbara dijo...

Buenamigo es un h i s t é r i c o, claramente. Y me cae mal.
En las palabras de verificación a mí el otro día me salió "nabasos", ok, gracias, ya lo sabía.

maria luz dijo...

vas a tener que contar que más paso con buenamigo!
viendo tu entrada me acorde de algo qe me paso ayer, iba caminando con una amiga por las calles de trelew y me dijeron el piropo mas estupido que escuche (y se ve que el frio tmb ayuda a esto): "te arranco los lentes con los dientes linda" a lo que siguio una tremenda carcajada de mi parte!

El Viejo @gustín dijo...

te sigo, pero es todo un tema.
como manejar el amor con mujeres tan sensibles.
tan especiales...
los tiempos, las vivencias, los miedos del otro, los miedos tuyos.
no sos una idiota, tasmpoco el otro.
Quizas no sabia como decirlo, quizás temia perderte, quizas no sabe que hacer con su vida. pero vos seguro la cabeza se la rompiste.

un abrazo.
El Amarillo tuyo es el 9428 de la carta "lenguage of Colors", hermoso color y muy expresivo (Deformación profesional); como tus dibujos.
Bueno te dejo un abrazo y te sigo.

Atareada dijo...

Jaja me hiciste reír con lo de la palabra de verificación jaja

O(ʜ)livia dijo...

srto ale, ud me quiere desmigajar de sensaciones internas? jejeje, ya contaré algo más, el tema con buenamigo ahora ya está zanjado, esa fue la primera parte de la historia, bastante resumida, lo que conté en el otro post fue algo que pasó luego. la mina con la que ahí digo que salía era fulanita (la bi) que ya tendrá su lugar en mis relatos.
no lo odies, clementine, yo traté de hacerlo pero es muy buen tipo y me quiere, me consta que me quiere mucho pero bueno, supongo que el problema siempre fue mío por hacerme la cabeza con cosas que no son.
es un poco histérico, sí, como dice bárbara, o al menos así lo veía al principio. pero tiene cosas lindas, como su paranoia y ciertas obsesiones, convengamos que no soy muy normal y me copa la gente con esas cosas, me divierten.
jajaja, buenísima tu anécdota, maría luz, muy muy divertida, la verdad. yo también me hubiera reido.

Cronopia Azul dijo...

Me gustó mucho, suele pasar... ¿pero la pasaste bien no?

Espero más historias :)

¡Jotapé! dijo...

Me quiero casar con Amelie. Eso.

Y te voy a piropear en rana, ahora mismo.

noelí dijo...

Me fascinan las historias de cómo se conoce la gente, no importa la relación poseterior, simplemente me enloquece pensar en las vueltas de la vida. Ésta situación le va a dar material a mi cabeza un buen rato jaja.