miércoles, 23 de diciembre de 2009

El sueño puede esperar...

...obviamente. Más cuando se trata de verles las caras a ellas, que no veo hace siglos y que si no era en ese momento, quizá hasta el año que viene vaya a saber cuándo. Allá me fui, desatendí la invitación de buenamigo de llamarlo en cuanto saliera de clase y me fui con ellas, que me esperaban con sus historias de siempre, su ingenuidad y sus emociones desbordantes.
La cocina de Majo, cuartel general de todas nuestras confesiones, tristezas, desamores, alegrías, bromas inocentes, juegos (muchos), primos, soledades compartidas... una vez más nos acompañó esa noche.
Pareciera que siempre jugamos al juego de "gana la que tenga la vida más desgraciada", pero esta vez, en lugar de cambiar el juego y contar todas las cosas por las que sonrío últimamente, seguí en mi rol de soy una más de las desgraciadas de siempre y me río de ello, como solemos hacer.
Mi verborragia se impone y cuento las millones de anécdotas que no he contado en las últimas semanas. Lil' sis y sus aventuras, las novedades sobre buenamigo (y aguantar, sin tener ganas, los millones de comentarios y conjeturas, para los que hago, por fin, oídos sordos), las novedades de la facultad, trabajo, familia, etc.
Y la hora y tanto que me bancan en el fresco de la noche, mientras los ómnibus no pasan.
Y la llamada telefónica que me acompaña en el caminar para procurarnos la cena, que me arranca de un letargo extraño, me hace sentir hasta un poquito culpable por haber ido, esa noche, a representar un viejo papel.
Y las veintipico de horas sin dormir que me acompañan ya sin importarme demasiado.
Pero sonrío. Yo dije, esta semana sonrío.

13 comentarios:

Srito Ale dijo...

Hay que sonrerle a todo ;)

ruthi.- dijo...

apoyo el comentario de arriba

ruthi.- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
newaverock dijo...

Follow! follow! follow!

http://newaverock.blogspot.com/

noe dijo...

Reite hasta de tí, sisi, a veces (si no siempre) es lo mejor (o lo único) que se puede hacer. Al fin y al cabo, creo que es el mejor estado para recibir el final del año.

chuc dijo...

Por qué será que cuando nombrás al buen amigo tus letras se desplazan 15 grados hacia la derecha.
Yo me lo imaginaba más zurdito.

O(ʜ)livia dijo...

obvio, obvio, sonreir, el sueño puede esperar.
querido chuc, son 12 grados, no 15.
pero buenamigo no es precisamente quien me quita el sueño...

MK dijo...

Que lindo escrbis, en serio. Un beso.

JuanT dijo...

Pues, los viejos papeles esconden siempre nuevos secretos.
No hace mal usar esas caretas, es más fácil que reconocer las que usamos en el día a día

everlong dijo...

desde hace un tiempo , que más allá del etré , estás muy contenta , ya ni te quejas , no más histeria , neurosis off. qué te habrá pasado? :O:O:B mrjtrfghnur !

me alegro , pero perdón por extrañar a la otra ohlive , también.

O(ʜ)livia dijo...

juan T
es cierto, a veces está bien usar esas caretas inofensivas.no es que esconda la verdadera felicidad, es que prefiero desparramarla que compartir las razones.

eve
ahhhh... vos me querés neuróticaaaaaa???
querés que te diga que estoy re contenta pero que no sé, que nosé qué ni no sé cuánto.
te lo digo!
estoy más histérica que nunca. encima parece que todo el pasado se apronta para alterar mi tranquilidad y sonrisas de estos días.
mensajes de texto, histeriqueos por msn... déjenme en paz con mi sonrisa, loco!!
supongo que tendré de qué quejarme pronto... siempre encuentro algo.
pero por ahora, bancate esta Olivia desenfadada

everlong dijo...

aam callate , ternor!

O(ʜ)livia dijo...

ves que soy(mos) un ternor?
y hasta te pegué la palabra y todo.