martes, 13 de octubre de 2009

Mala onda

23:45
Parada de ómnibus del Palacio Legislativo. Tomo transbordo para alcanzar un ómnibus que me lleve más rápido y directo a casa. Llego a la parada luego de andar una cuadra de sospechosa oscuridad. Está casi desierta salvo por una persona que cuando llego me pregunta:
- Esperás el 169?
- Sí.
- Ah, acaba de pasar. Y el que va a Suárez también.
- Ah
- Ahora mirá que como hasta una y media no te pasa el otro.
Hay gente que tiene cierta habilidad para tirar mala onda. Preferí callar. Sabía que esto no era del todo cierto, pero no tenía ganas de discutir. De todas formas yo no estaba de mal humor y eso me debe haber salvado la noche.
El señor aparentemente tenía ganas de seguir conversando.
- Qué tiempo este, eh!
- Sí, pero al menos se levantó un poco de viento que corre las nubes- dije tratando de minimizar la "tragedia" del mal tiempo.
- Qué se van a correr estas nubes!! no viste cómo está? todo nublado está, todo gris! tiempo de mierda!
Opté por segunda vez por el silencio. No valía la pena, al parecer, intentar hacerle ver el lado positivo del asunto. Pero él continuaba.
- La joda es que te ensucia toda la ropa. Ves lo que tengo puesto? lo uso sólo para salir, pero con el tiempo así, se me ensucia la ropa y qué me voy a poner, si no, decime.
- Y claro...- dije, como para que no se sintiera tan solo escupiendo adversidades.
- Pah, y este ómnibus!! Yo camino siempre hasta el centro, viste? y cuando voy caminando veo pasar tooooodos los ómnibus. Hoy que estoy cansado, me quiero tomar un ómnibus y no me pasa ninguno.
Algo debo haber murmurado, ya se me acababan las ganas de soportar su mala onda y las respuestas neutrales.
Al cabo de unos minutos, veo aproximarse un ómnibus. Era el mío.
- Uf, tuviste suerte!
- Sí, pero ese destino no me sirve- le dije, seguramente para su regocijo. Yo iba un poco más lejos del destino de ese ómnibus.
- Ah, claro, este ya va a guardarse, quién sabe hasta qué hora estarás acá.
A este punto no daba crédito a la cantidad de mala onda que una persona puede tirar.
No pasaron ni dos minutos cuando veo doblar un nuevo ómnibus en nuestra dirección. Era de nuevo el que me servía, con el destino apropiado.
- Me voy en este.
- Uy! pero qué suerte. Hasta la una y media no pasa este, tuviste mucha suerte - no dejaba de repetir.
Vuelvo a decir, suerte tuve en no estar bajoneada ese día, porque en vez de subir al ómnibus, con los ánimos del tipo, seguro me tiraba adelante.

Todo se me vino a la cabeza porque en estos últimos días he estado bastante como el tipo aquel. No le jodí la vida a nadie, pero estoy en un constante estado de irritación, casi que deseando que alguien me provoque para ponerme a pelear. O más bien hecha una piltrafa sin ganas de mucho, esperando cosas que no llegan, haciendo todo con desánimo y viendo cómo se tuercen las cosas que creí estaban empezando a salir bien.

Pero la historia anterior me sirve de moraleja. Y vista desde acá, me hace reír bastante.
Al menos, como siempre, no contagio y dejo en paz al resto, con sus vidas, sus actividades, sus cumpleaños felices, sus ganas de estar sin mí, aunque la que se jode siempre sea yo.

8 comentarios:

Malala Mala dijo...

no estás solaaaaa!!

y odio la gente que tiene ganas de hablar y encima tira mala onda... a mi siempre me tocan las viejas en el supermercado...

arriba ese animo oli!!! este año ya termina y vendrá uno mejoryo te tiro un camión de buena onda!!!

::♥ Sol ♥:: dijo...

ui ... a mi tambien me pasa d sentirme asi como vos a veces...
por momentos zafo un poco del bajon! y eso esta bueno..
por que decis que la gente no tiene ganas de estar con vos??

everlong dijo...

a veces creo que deberíamos llevar carteles , con nuestros estados de animo o avisos , al estilo de "no me hables" "vos menos" "no me gusta hablar con extraños" "no me mires""si , vos" djkfgskdg mi vieja vive diciendome que soy la reina de las antipáticas , pero ...soportar a esa gente? con qué necesidad!
yo tengo un terrible karma con los taxistas , si un psicólogo me analizara diría que por algo es que tengo ese mambo con los taxistas , pero no! hey! no me analisis así!! ellos tienen el problema , no yo! siempre o termino peleando , cerrandole la puerta como una loca y puteandolos (pero se la buscan , no estoy taan locaaa , podría ampliar , pero se haría largo) o me hacen conversaciones que me dan miedo , muchas veces me dieron ganas de escaparme en los semáforos o a veces les sigo el juego , como quien dice a los locos hay que darle la razón (pero me cuesta caretearla , eh!).

en fin. centrandome un poco más a lo que compete... ohli , que los demás tengan su vida bastante ocupada (por lo que alcanzo a ver) no quiere decir que no te aprecien , no sé , te entiendo , me he sentido bastante excluída del mundo , sobretodo cuando llega el verano y no tengo mucho que hacer y todos parecen todo lo contrario. pero con el tiempo , aprendí mucho a convivir conmigo misma , a estar sola , hasta cuando me buscan , me pierdo en mi , en mis cosas , en mi estudio , en la música , en los libros , en el cine , en mis mambos , en él y en las pequeñas grandes cosas. apoyarse en los demás nunca me sirvió de mucho , porque depender de un otro no es para nada recomendable , no es sano , todos tenemos nuestras vidas y todos nos perdemos en ella.entonces comencé a hacer lo mismo y no te digo que estoy de maravillas all the fucking time , pero sobrevivo , supongo que la vida se trata de eso , de sobrevivir.
es un garrón , ya sé. y no sé muy bien que decirte porque como dije en el blog de pablo , sería hipocresía absoluta , pero , no sé quizá de algo te sirva.

Pablo G. dijo...

A mí me encanta hablar. Y además tengo como un imán para con esa gente. Es como que estoy en un lugar (un ómnibus, el super, un pub, lo que sea) y siempre se me acerca alguien a interactuar... y no se me despega.

No necesariamente tienen mala onda, como acá. Pero, no sé... es como que no puedo no contestarles, no puedo decirle "no sé" secamente, me explico?

Por eso intento quedarme en casa :)

Bárbara dijo...

Me encantó ésta entrada.
Pensar que muchas veces soy como ese tipo que tanto me irritó al leer...

La amante dijo...

Piensa bonito y te pasará bonito...dicen

noelí dijo...

ay oli! conozco esa sensación, es espantosa, y más cuando es permanente. No sé como se va, pero tratá de hacer todo lo q se te ocurra, desde velas e insiensos hasta muñequitos vudú jaja, algo va a servir, y estar de buen humor te hace pasar mucho mejor todos los momentos de la vida. Si yo no estuviera de buen humor, por ejemplo, me hubiese suicidado hace mucho con este trabajo jajaj.
Aparte, volviendo a la anegdota, estoy segura de q llegó tu colectivo y no el suyo porque estabas más optimista, jaja :)

Luz o como se te antoje dijo...

Terrible ese tipo, yo que vos le contestaba algo mala onda y se iba a dejar de joder. Detesto a la gente asi de metida, que te dan charla en cualquier lado, no se porque lo hacen (sí soy re ortiva mala onda MAL ja).
Arriba esos ánimos mujer! , besitos.